Califica este artículo

Cuando llega una nueva máquina a nuestra oficina todo son nervios. Su desembalaje y puesta en marcha se convierte en todo un evento. Seguramente llega una fotocopiadora profesional para sustituir a la solución anterior para darle una nueva dimensión a todo lo relacionado con la impresión. En los primeros momentos su funcionamiento puede resultarnos algo de otro mundo, pero se trata de una cuestión que puede atajarse de manera sencilla, ya que contamos con un completo manual de instrucciones en el que apoyarnos a la hora de hacer uso de la fotocopiadora. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el diseño de los paneles y el software con el que se maneja el dispositivo están especialmente diseñados para que su utilización resulte intuitiva y la persona encuentre rápidamente aquello que necesita. A veces únicamente pulsando un botón.

Las instrucciones, nuestras fieles aliadas

Aunque son muchos los que evitan abrir el libreto y dar cuenta de su contenido para poder llevar a cabo una utilización maximizada de todo lo que permite hacer la máquina, se trata de una cuestión que resulta fundamental. En las instrucciones vamos a encontrar todas las funcionalidades de las que vamos a disfrutar con nuestra nueva fotocopiadora profesional, con un pormenorizado listado de todas las características que nos ofrece. De esta manera podremos tener acceso a una información relevante cuando se trata de llevar a cabo impresiones. Desde los tiempos que maneja a la hora de desarrollar un trabajo hasta cuestiones como la resolución o la memoria interna.

Otros datos que resultarán de especial interés son los referidos al tipo de tóner y la recarga del mismo. En este punto es vital prestar mucha atención para que cuando llegue el momento en el que se acabe la tinta seamos capaces de realizar el sencillo proceso. Algo que se puede conseguir fácilmente únicamente siguiendo las instrucciones que acompañan a la fotocopiadora.

Una fotocopiadora profesional no tiene que ser sinónimo de complicaciones en su uso

Diseños intuitivos para hacer más fáciles los procesos

Por otro lado, los últimos desarrollos tecnológicos han propiciado que las máquinas se acerquen cada vez más a las necesidades de las personas. Sus botones, paneles y ranuras están ideadas teniendo en cuenta estudios ergonómicos para que resulte lo más cómodo posible a la hora de realizar la manipulación de los elementos que componen la fotocopiadora. Desde la pantalla táctil hasta la bandeja en la que hay que colocar el papel.

El diseño también responde a una necesidad de hacer más fácil cualquier operación para que cualquier persona, esté familiarizada o no con la tecnología, sea capaz de llevar a cabo sus trabajos de forma autónoma y sin ningún problema. Realizar el escaneado de documentos para gestionarlos desde el ordenador, fotocopiar un montón de folios o realizar la impresión de un documento no tiene porqué tener ningún misterio para nuestros empleados.

En cualquier caso, en la pyme una buena comunicación siempre jugará a nuestro favor, por lo que es interesante que cuando la fotocopiadora esté instalada, sea una sola persona quien se encargue de leerse el manual de instrucciones para luego explicar al resto del equipo de trabajo las funciones básicas que van a necesitar en su día a día.

Por último, resaltar que gracias a todos estos avances, cualquier pyme o autónomo se puede permitir una impresora con funciones muy completas, de tipo profesional, para poder usarla en el día a día. Para ello, tendrá que elegir la que es más adecuada para su empresa. Presentaciones, presupuestos, dossiers, etc, tendrán un aspecto impecable gracias a la maquinaria que tenemos a nuestra disposición.

 

banner_fotocopiadora_b_n

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This