Califica este artículo

Una imagen vale más que mil palabras y, en los tiempos que corren, nuestra carta de presentación influye notablemente en cómo nos perciben.

A nivel empresarial, a nadie le gusta ser mediocre. El mercado es muy competitivo y hay que ser los mejores en cada detalle, y demostrarlo. Por suerte, la tecnología nos facilita de algún modo las cosas y ahora desde nuestra propia oficina podemos crear documentos de alta calidad sin necesidad de depender de terceros.

Gracias al renting de impresoras, cualquier Pyme tiene acceso a los últimos modelos y puede disfrutar de soluciones de impresión profesional hasta ahora no contempladas.

Así puedes ajustar la calidad de las impresiones con fotocopiadora profesional

 

impresiones con fotocopiadora profesional gracias a estos consejos de configuración

 

Conoce las opciones de tu equipo. Usa las instrucciones para configurar adecuadamente la copiadora. En caso necesario, consulta con tu empresa proveedora para que te ayude a sacar el máximo partido a la máquina.

Configuración avanzada. Normalmente tendemos a mandar imprimir documentos sin pararnos a comprobar si las opciones estándares que aparecen al dar a Cntrl+P son las adecuadas para cada caso. Familiarízate con las opciones avanzadas de tu copiadora y haz uso de ellas.

Brillo, contraste y saturación. Modifícalos cuando sea necesario. No todas las impresiones necesitan el mismo brillo y el acabado a la vista será totalmente distinto cuando los calibres debidamente.

Igualación de colores. Si trabajas con un pc, Windows tiene una opción denominada Igualación del color de la imagen (ICM). Te ayudará a obtener resultados de la impresión con tonos lo más fieles posible a lo que ves en pantalla.

Usa el cartucho de color solo cuando realmente lo necesites.  Si solo necesitas imprimir texto, tira de los cartuchos de blanco y negro. Ahorrarás dinero y el trabajo saldrá más rápido. Asimismo, reservarás la tinta de color para los momentos en que realmente es necesario imprimir en 4 tintas, y garantizarás que tienes tinta suficiente para que la impresión se ejecute en máxima calidad.

Cambia la resolución que aparece por defecto. En muchos equipos multifunción la resolución es de 100 px. Si buscas más definición en tus imágenes prueba con 300 px.

Usa imágenes de gran tamaño. Si el archivo de imagen de por sí es de poco peso, la impresora no puede hacer magia y el resultado será malo… como lo era el archivo original. Siempre busca las fotografías que mejor se vean en pantalla.

Actualiza los drivers. Aprovecha la tecnología desarrollada por el fabricante para sacar el máximo provecho a tu equipo.

Comprueba que los cabezales estén limpios. Puedes mantenerlos en mejor estado apagando la impresora cuando no la vas a usar, evitando así que entre polvo y suciedad que se puede traducir en pequeñas motas en la impresión.

Compra el papel y las tintas recomendadas por cada fabricante. Si el material con el que trabajas es de baja calidad, ¿cómo esperas obtener unos resultados de alta?

 

Fotocopiadoras y Pymes: renting de impresoras profesionales de alta calidad para empresas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This