Califica este artículo

Un uso prolongado y continuo de una impresora lleva de modo inequívoco a pequeños fallos técnicos, averías y problemas. Si tenemos en cuenta de que hablamos además de impresoras profesionales para empresas, es evidente que estos aparecerán antes ya que normalmente se hace un uso mucho más intenso de estos dispositivos y equipos.

Renovar la impresora en la oficina significa un aumento de la eficiencia en el trabajo ya que las nuevas características y la ausencia de fallos mejora el rendimiento de los empleados, reduce los tiempos de impresión y a su vez incrementa la calidad de los documentos, algo necesario cuando trabajamos con clientes y proveedores a los que queremos transmitir la mejor imagen posible de la empresa e cuanto a profesionalidad, garantías y confianza.

Renovar la impresora de empresa

Para saber cuándo es necesario renovar la impresora tenemos que estar atentos a los síntomas que puede presentar el equipo o a las necesidades de la compañía. Estos son algunos de los motivos por los que necesitaremos renovar la impresora de empresa:

– Se reduce la calidad de impresión

Como hemos comentado, la calidad de impresión es importante en una compañía que necesita transmitir ciertos valores también a través de sus documentos. En una reunión con un potencial cliente, un documento de calidad, impreso y encuadernado de la mejor forma posible siempre transmite una mayor confianza y seguridad por lo que facilita la conversión en un cliente definitivo.

Si se reduce la calidad en la impresión, quizá con una simple renovación de los cabezales es suficiente, pero en la mayoría de casos, resulta más económico renovar el equipo entero que hacer una reparación o sustitución de este tipo.

– Se reduce la velocidad de impresión

En la empresa no hay tiempo que perder, por eso cuando la impresora empieza a tardar más de lo normal en imprimir cualquier documento, por sencillo que sea, ha llegado la hora de renovar la impresora de empresa.

De esta forma mejoraremos eficiencia en la oficina, reduciendo tiempos que se pueden aprovechar para realizar otras tareas más productivas.

– Otros problemas técnicos

Además de los mencionados anteriormente pueden aparecer otros problemas técnicos como puede ser una mala sincronización inalámbrica con todos los dispositivos y ordenadores de la empresa. Puede parecer un mal menor, pero realmente genera una pérdida de tiempo importante que puede hacer que el trabajador tenga que levantarse continuamente para conectar su ordenador a la impresora a través del cable o que incluso no pueda imprimir sus documentos.

– La empresa necesita soluciones más efectivas

También es posible que la impresora funcione perfectamente, pero que ya no resuelva todas las necesidades de la compañía ya sea porque ha aumentado su volumen de negocio y no puede asimilar la cantidad de trabajo, o porque se necesitan nuevas características como la encuadernación automática de documentos.

Ante estas situaciones también será necesario renovar la impresora de empresa por un nuevo equipo que realmente se adapta a las necesidades de la compañía.

Impresoras multifunción de renting Toshiba | OMCsae

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This