Llámanos: 902 906 980 (de Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 y de 15:30 a 18:30)
5 (100%) 2 votes

Se ha abierto ya el plazo para realizar la declaración de la renta, ¿qué sorpresas nos deparará este año? Ya no hay marcha atrás y lo hecho, hecho está pero sí conviene conocer las novedades presentadas por Hacienda para el ejercicio de 2018 así como el detalle de qué partidas nos podemos desgravar y, con ello, que nos duela un poco menos el bolsillo.

Esto no solo se aplica a particulares. En el caso de las empresas, a los diversos impuestos trimestrales se une el Impuesto de Sociedades que se carga contra los beneficios de la empresa. Si durante el año somos capaces de planificar compras y gastos podemos evitar que se nos vaya demasiado de lo que teníamos planificado en nuestros presupuestos.

Toma nota y consulta con tu gestor de confianza antes de formalizar tus impuestos.

 

Deducciones fiscales de alquilar equipo de oficina: qué me puedo desgravar y otros beneficios

   

Facturas deducibles. Cada trimestre te podrás deducir del impuesto de valor añadido el IVA que abonas por el servicio de renting. Tanto si eres empresa, ya seas grande o Pyme, o un autónomo, te interesa contemplar esta opción.

IRPF. Si en tu caso eres autónomo, debes saber que te puedes deducir el 100% de los pagos que hagas en concepto de alquiler de equipo de oficina. Asimismo, tienes derecho a la deducción del 50% del IVA de cada factura. Normalmente es la mitad dado que se entiende que la máquina la puedes usar con fines profesionales y otros diferentes como personales. En el caso de SL u otras formas jurídicas, se soporta el 100% del IVA, puesto que en sus actividades no hay espacio para uso con fines personales.

Reducción de costes. Los servicios de alquiler de fotocopiadoras, ordenadores, etcétera incluyen mantenimiento, servicio de urgencias e incluso reposición de los propios tóner de tinta, da igual si son equipos multifunción en blanco y negro o color. Ello en la práctica supone que nadie de la oficina tiene asignado un cargo para el que no suele estar preparado, como es el de revisar que los equipos funcionen adecuadamente ni otros menos agradecidos como desatascar papeles o intentar solucionar averías. Nada mejor que contar cuando lo necesitemos con el servicio técnico de la propia máquina. A ello unimos que, al no contar con esos extras, se nota –a veces mucho- en las facturas que tiene que soportar la empresa. Así que con el cargo mensual del renting sabemos siempre lo que nos cuesta la partida de impresión y copias sin más costes fantasma que no preveíamos y pueden ser importantes en la tesorería si vamos ajustados.

Actualización de equipos. Gracias al pago mensual, es más fácil hacer frente a la renovación de material de ofimática y tecnológico, que es más complejo cuando tenemos que hacer al pago del total de los mismos si no nos decantamos por el modelo de outsourcing.

 

Fotocopiadoras y Pymes: renting de impresoras profesionales de alta calidad para empresas

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. Puede consultar nuestra política de cookies para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This