Llámanos: 902 906 980 (de Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 y de 15:30 a 18:30)

Las fotocopiadoras convencionales, habitualmente, permiten realizar una única función: hacer fotocopias. Ya sea en blanco y negro, o además en color, estas fotocopiadoras no permiten realizar más operaciones. Todo lo contrario que las fotocopiadoras multifunción, que como su nombre indica, permiten realizar varias operaciones además de las fotocopias.

Esto hace que, sobre todo en el caso de las empresas, cuando necesitan hacerse con una fotocopiadora puedan adquirir modelos que les ofrezcan más versatilidad, y combinen en un único dispositivo varias funciones. También poder deshacerse de otros equipos en función de las características y posibilidades del modelo que adquieran. Pero ¿qué posibilidades ofrecen las fotocopiadoras multifunción? ¿Qué las diferencia de una fotocopiadora convencional? Te lo contamos.

Fotocopiadoras multifunción: qué permiten hacer

Las fotocopiadoras multifunción son generalmente dispositivos de gran tamaño, que pueden encontrarse en oficinas o en establecimientos especializados de cara al público. Con ellas, generalmente, se hacen fotocopias y se escanean e imprimen documentos. Todo en un solo equipo.

Generalmente, este tipo de fotocopiadoras cuentan, además, con la posibilidad, como mínimo, de imprimir documentos en blanco y negro y/o a color. Generalmente, de los dos tipos. También ofrecen la oportunidad de hacerlo en varios tamaños de papel. Habitualmente, como mínimo, en A4 (tamaño folio) y A3.

Además, estas fotocopiadoras multifunción también cuentan con escáner y dejan pasar documentos impresos a formato digital. Y en la mayoría de modelos actuales, también enviar o recibir faxes a través del equipo. Todo ello convenientemente facilitado por la pantalla que incorporan, que con unos toques permitirá realizar prácticamente todas sus operaciones: desde gestionar la cola de impresión, a la selección de las opciones necesarias para escanear un documento.

Otras diferencias con los modelos convencionales

Con esta pantalla, como hemos mencionado, puedes gestionar, in situ y con unos pocos toquestodas las funciones a realizar. Eso sí, para imprimir o escanear archivos es probable que tenga que estar conectada a un ordenador o a una red local de equipos. De otra manera, la impresión de documentos que no estén en la red a la que está conectada, será complicada. Al estar conectada a un equipo, se podrán imprimir y escanear documentos almacenados en él. Y si lo está a una red, hacer lo propio con todos los que estén en los equipos que la formen. Pero, además, tendrás la oportunidad de enviar documentos y archivos a imprimir que estén almacenados en un dispositivo externo. Solo necesitas conectarlo a uno de los equipos de la red y enviar el archivo en cuestión a la cola de impresión.

Las fotocopiadoras convencionales pueden funcionar de forma autónoma. Es decir, dado que solo hacen fotocopias, no tienen que conectarse a un ordenador o a una red. Esto les da más autonomía, pero también limita sus posibilidades y funciones, que normalmente no pasan de hacer fotocopias, como hemos visto.

Estas son las principales diferencias entre las fotocopiadoras multifunción y los modelos convencionales. Si tienes alguna duda sobre cuál necesita tu empresa, no dudes en consultar con una empresa experta en este tipo de equipos, como Fotocopiadoras PYMES.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. Puede consultar nuestra política de cookies para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This