Llámanos: 902 906 980 (de Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 y de 15:30 a 18:30)
Califica este artículo

Cuando hablamos del blanco y negro, inconscientemente nos trasladamos a otros años, como si no tuviera cabida en el S. XXI. Pero no caemos en que esta universal combinación de colores es totalmente atemporal, y que por tanto, todavía tiene mucho que decir. Además, el blanco y negro es la forma más versátil, práctica y ahorrativa de obtener nuestros documentos.

Calidad a buen precio

Imprimir a color ofrece unos resultados que en el caso de algunas impresoras profesionales puede ser espectacular, pero para el día a día, el trabajo “de batalla”, podemos ahorrar costes y conseguir resultados igualmente inmejorables hacia nuestras necesidades con el blanco y negro.

Cuando nos dedicamos a la documentación o necesitamos trabajar con borradores, centrándonos en la impresión en blanco y negro no sólo ahorramos alquilando una impresora láser monocromo a buen precio, sino en consumibles, ya que sólo nos tendremos que preocupar por un único tóner de tinta negra.

Además, lejos de lo que se pueda pensar, una fotocopiadora monocroma no reduce prestaciones por el hecho de centrarse en el blanco y negro: las puedes encontrar con impresión a doble cara, 40 impresiones por minuto, modo de ahorro de energía y otras tantas funcionalidades de primer nivel.

fotocopias blanco y negro

Cuándo compensa más que una impresora a color

El target ideal para una impresora monocroma es el destinado a pequeñas empresas o grupos de trabajo que no requieran de trabajos gráficos profesionales, además de aquellas empresas que quieran optimizar recursos y reducir costes sin que ello perjudique a la calidad de los resultados.

Aunque también se pueden valer de estas impresoras aquellas empresas de un tamaño medio-grande, que necesiten de varias impresoras y puedan trabajar con una buena impresora a color y una buena en blanco y negro. De forma que los documentos que no requieran de imágenes a color se impriman desde la monocroma, suponiendo un ahorro sin reducir los recursos.

Por otra parte, cuando el flujo documental en una oficina es elevado, ofrece mayor rapidez y menor consumo de recursos este tipo de impresoras frente a cualquier otra.

En definitiva, las impresoras en blanco y negro son perfectas para, o bien oficinas que necesitan trabajar con documentos para borradores o archivarlos, o bien para combinarlas con otras impresoras en oficinas donde constantemente se está imprimiendo.

El renting como solución a las dudas entre el B/N y el color

Tras lo descrito, podemos llegar a la conclusión de que nos es adecuado el uso de una impresora en blanco y negro pero no nos lanzamos a adquirirla por miedo a que en algún momento necesitemos imprimir a color.

Por ello, podemos acudir al renting como mejor solución, para adquirir una impresora de cada tipo que se adapte a las necesidades totales de nuestra oficina o, adquirir una en B/N y si observamos que nuestras necesidades crecen, adquirir finalmente una a color.

 

Soluciones de impresión para Pymes

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. Puede consultar nuestra política de cookies para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This