Llámanos: 902 906 980 (de Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 y de 15:30 a 18:30)

Los gastos que se llegan a hacer en consumibles y otros productos de uso regular dentro de una oficina, pueden ser considerables en el transcurso del año. El hecho de que sean temas tan cotidianos suele llevar parejo que entre los propios empleados no haya conciencia de ahorro al respecto.

La parte buena es que tenemos cierto margen de mejora para optimizar los costes de esa partida presupuestaria. Todo pasa por organizar su gestión y formar al equipo en la importancia del consumo responsable en beneficio de todos.

Nos puede resultar irrelevante si pensamos en consumibles como bolígrafos o libretas pero si pensamos en tóners de impresora el tema cambia, puesto que son de un coste muy elevado que sí repercute en la cuenta de resultados de una empresa. Sobre todo si tenemos que imprimir dosieres para cliente de alta calidad a menudo o, por nuestro ejercicio, el uso de la fotocopiadora a color es intenso.  

Existen pautas que ayudan a reducir gastos en material de oficina entre las que destacan:

  • Imprimir solamente lo necesario. La ecología es algo que está presente en la sociedad, y también dentro de las compañías. Se recomienda crear protocolos de uso de material y solo imprimir cuando sea necesario. No obstante merece la pena recordad que el uso de la impresora en modo borrador minimiza el impacto medioambiente. Asimismo, en esta línea existen impresoras ecológicas con tintas de borrado y respetuosas con el planeta.
  • Siempre que sea posible, usar el correo electrónico. En la medida de las posibilidades, en vez de usar la correspondencia por carta certificada el envío de documentos a clientes y/o proveedores, podemos usar el email para el envío de esa documentación. Existen soluciones digitales con validez legal que evitan sacar copias de informes extensos, que además nos obligan a contratar un servicio de mensajería. Así que el ahorro es doble.
  • Aprovecha ofertas. Pide a tu proveedor oficial de material de oficina que te mantenga al día de promociones que saquen para aprovecharlas. La compra en conjunto de varios departamentos también ayuda a ajustar precios por volumen.
  • Compara.  Es recomendable estar muy atentos a cuál es la marca más económica o si aparecen nuevas ofertas de lanzamiento.
  • Organiza el material. Cuántas veces, por desorden y estrés, se pierde material de la oficina y tenemos que recomprarlo de nuevo. Habilita una sala o despacho para guardarlo y que esté debidamente etiquetado y clasificado. Así podemos tener control en detalle de quién usa cada material y qué es lo que ocurre con el mismo.
  • Deduce el IVA de las facturas. Autónomos y empresas pueden incluir las facturas de consumibles como un gasto de explotación en las declaraciones de lVA. Es otra manera indirecta de minorar lo invertido en esta partida presupuestaria.

La clave para reducir gastos en material de oficina reside en controlar dónde se producen y cómo se pueden recortar. Una correcta planificación y soluciones como el renting ayudan notablemente a esta tarea.

Fotocopiadoras y Pymes: renting de impresoras profesionales de alta calidad para empresas

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. Puede consultar nuestra política de cookies para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This