Llámanos: 902 906 980 (de Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 y de 15:30 a 18:30)

Durante los últimos años, las necesidades de impresión dentro de las compañías se han diversificado drásticamente y actualizado con los nuevos tiempos. Ahora el usuario busca optimizar los equipos, contar con las últimas novedades en tecnología y reducir costes sin perder en calidad de las impresiones.

La impresión digital ofrece ventajas más allá de sacar copias como la gestión de datos, el almacenaje de documentos, y la impresión cifrada.

La impresión digital no es nueva, pero se ha transformado en una de las tendencias impresión digital 2020 debido a que los profesionales de las artes gráficas, diseño y marketing, buscan soluciones innovadoras para sus equipos de trabajo.

Se espera que en 2020 la impresión digital suponga 17.4% de todas las impresiones en término de valor, ofreciendo a las empresas un reseñable ahorro de costes.

La coexistencia ente lo digital y el papel continuará pero priorizará el equilibrio entre la productividad y los costes. Así la mayoría de las empresas apostarán por la externalización de servicios de impresión de pago por uso, estimándose que en 2020 un 20% de las empresas adoptarán este tipo de contratación para contar con tecnologías de supervisión y seguimiento de uso remoto. Ello podría acelerar la automatización de los servicios de hardware de impresión.

Actualmente los proveedores de servicios de impresión se anticipan, adaptan y reaccionan más rápidamente y mejor que antes, a los requerimientos de sus clientes.  Es así como en vez de maximizar el rendimiento usan la tecnología para conseguir de igual forma la sofisticación y ofrecer a empresas y particulares personalización y valor.

La calidad y fiabilidad de la impresión digital a lo largo del tiempo han mejorado. Al mismo tiempo, las nuevas aplicaciones permiten la inyección de tinta más rápido.

El paso de impresión offset a impresión digital se encuentra en un estado consolidado de implementación y las compañías que no se adapten, perderán en productividad y sobre todo en independencia. Los equipos multifunción de última generación son tan sofisticados que permiten que desde el propio despacho se puedan sacar copias en distintos tamaños, tipos de papel y nitidez de color óptima, al mismo nivel que la impresión profesional. Con la ventaja, por encima de todas, de tener las impresiones en tiempo real, sin necesidad de adaptarnos a los tiempos de un proveedor externo.

La versatilidad que ofrece la impresión digital se traduce en trabajos más personalizados. Se alinea con las nuevas tendencias de la industria de tiradas cortas y creciente necesidad de impresión bajo demanda.

El renting, por otra parte, se consolida como la mejor opción para adquirir nuevos equipos. El hecho de que faciliten el pago en mensualidades e incluya la asistencia técnica, reduce la incertidumbre de las empresas y alivia su tesorería, convirtiéndose en una nueva tendencia de impresión digital en 2020.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. Puede consultar nuestra política de cookies para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This