Llámanos: 902 906 980 (de Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 y de 15:30 a 18:30)

 

En general, cuando pensamos en dispositivos que pueden tener virus poca gente se acuerda de las impresoras. En efecto, casi todos pensamos en un ordenador o un smartphone como dispositivos que pueden tener virus, pero muy pocos saben que también puede haber virus en impresoras. Especialmente en los modelos multifunción pensados y fabricados para empresas, que generalmente están conectados a la red de la compañía, y que a diferencia de lo que sucede con los ordenadores de la red, suelen estar completamente desprotegidas.

Se pueden encontrar virus en impresoras creados para su instalación en dispositivos que cuenten con espacio de almacenamiento, por poco que sea, y se dediquen al robo de información o a expandirse por otros equipos. También, aunque son menos frecuentes, los hay creados específicamente para este tipo de dispositivos. En cualquier caso, son fuentes de no pocos peligros para el sistema, para la red a la que están conectados y para la protección de los datos sensibles de la compañía.

¿Cómo puede acceder un virus a una impresora?

En general, las impresoras que ofrecen más peligro para que los virus accedan a ellas son las que cuentan con conectividad de red. Las impresoras cuentan con una pequeña cantidad de espacio de almacenamiento, o memoria caché, que se encarga de almacenar los trabajos de impresión que se envían a ellas. Por tanto, si un virus para impresora consigue acceso a este espacio de almacenamiento se puede instalar ahí y robar datos confidenciales. Esto se debe a que este tipo de malware es capaz de capturar la información que llega a las máquinas para imprimir. Y que en muchos casos no se elimina automáticamente, porque en pocas empresas se tiene en cuenta, entre las medidas de seguridad, el borrado periódico de la caché de las impresoras.

Para que una impresora conectada a la red pueda tener un virus solo es necesario que un equipo conectado a la misma se infecte con un malware preparado para expandirse por la red e instalarse en cualquier equipo para robar información. Luego, una vez en la máquina, puede dedicarse a robar datos sin levantar sospechas o seguir expandiéndose por la red de la empresa

Virus en impresoras: Milicenso

Como hemos visto, hay muchos virus y malware genérico que pueden instalarse en impresoras. Pero también hay algunos virus y malware desarrollados de manera que puedan atacar a las impresoras. De ellos, el más conocido, y uno de los más recientes, es el troyano Milicenso. Este gusano tiene ya unos cuantos años, pero todavía puede afectar a equipos si no se toman las precauciones adecuadas. Se sabe que una impresora está infectada con él cuando se pone a imprimir documentos con caracteres extraños.

Este troyano se propaga a través de archivos adjuntos en mensajes de correo electrónico, pero también puede estar en webs infectadas, e incluso llegar a equipos con Windows tras instalar un software falso en el que se oculta el malware. Cuando este está instalado genera un fichero en el sistema, que se encarga de enviar a la cola de impresión de la impresora a la que esté conectado un documento con caracteres aleatorios. Este virus de impresora hace entonces que este documento se imprima una y otra vez, hasta que la impresora se queda sin papel. Además, cuando se le suministran más hojas, el fichero seguirá imprimiéndose.

Un virus que promociona a un Youtuber

Si bien el efecto que este virus de impresora tiene en ellas es bastante molesto, los expertos no creen que sea su principal objetivo, sino de uno más bien secundario. También más molesto que peligroso es un virus para impresora que apareció a finales de 2018, infectó unas 50.000 impresoras. Tenía como objetivo la promoción de un Youtuber de Suecia. El malware imprimía un mensaje en la impresora con las instrucciones de apoyo al Youtuber, y además avisaba de que la impresora se había visto comprometida y era necesario solucionar el problema.

En definitiva, los virus pensados para infectar impresoras no son excesivamente peligrosos. Lo son más los que, estando preparados de inicio para robar datos de otros equipos, como por ejemplo de ordenadores, son capaces de, una vez conectado un dispositivo infectado a una red, expandirse por esta e infectar sus impresoras, Estas, en muchos casos no están protegidas debidamente para evitar la instalación de malware.

Fotocopiadoras en blanco y negro para empresas pymes

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. Puede consultar nuestra política de cookies para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This